SESIONES DE REIKI



El Reiki es una terapia milenaria de Medicina Natural, que se basa en el trabajo con la energía vital para mejorar la capacidad de defensa del organismo y conectar aquellos rincones de la persona que, por diversos episodios, se transformaron en lugares de difícil acceso. Es así como los que practican o se tratan con reiki, sugieren esta técnica como una buena alternativa para superar el estrés, la depresión y otros tipos de dolencias, asegurando que las sesiones de reiki crean un espacio armonioso de relajación y conexión interna que hacen posible recuperar la salud y armonía interna, lo que permitiría la superación de dolencias a nivel físico, emocional, mental y espiritual.

La técnica consiste en la canalización de energía vital a través de la aplicación de las manos en los centros energéticos, glándulas endocrinas o chakras y en las zonas de lesión o dolor, con el objeto de elevar y balancear nuestras energías, logrando con ello bienestar físico, transformación mental y expansión de la conciencia.

En el primer encuentro se evalúa, realiza la primera sesión de Reiki y se entrega programa de sesiones a seguir. Las sesiones duran una hora y se complementan, con aromas y música de relajación. Al inicio se recomienda tomarlas en cuatro días seguidos (como tratamiento curativo de emergencia), para luego continuar con el programa semanal que sugiera el Terapeuta de acuerdo al desafío de cada persona.



De donde viene el estrés?

Desde el punto de vista de un Terapeuta de Reiki, el estrés viene desde adentro. Aunque solemos achacar el estrés a factores externos como nuestra vida laboral, problemas afectivos, enfermedades crónicas etc. realmente lo que causa estrés es el confrontar nuestras propias expectativas con la realidad en que vivimos.


Reiki y el estrés

El Reiki tiene efectos maravillosos para eliminar el estrés, puesto que es un sistema práctico y eficaz para tratar tanto los síntomas como las causas. Una de sus principales ventajas es que no depende de las creencias ni capacidades de las personas, ya que no necesitas meditar, visualizar etc. Su aspecto práctico encaja muy bien con el estrés laboral, por ejemplo, porque Reiki "va al grano", tratando los síntomas de forma inmediata a la vez que trabaja aspectos más profundos a nivel inconsciente. 
Reiki alivia el estrés en forma directa, suave y natural:

Alivio de síntomas

Reiki sana los síntomas del estrés a corto plazo, aportando una sensación de paz y tranquilidad durante y después de cada sesión. Alivia las sensaciones de ansiedad, agresión y depresión que acompañan al estrés.

Nos llena de energía físicamente, fortaleciéndonos para poder afrontar situaciones estresantes y ayuda a disipar dolores de cabeza, tensiones musculares, mareos etc. que suelen ser manifestaciones físicas del estrés.Las sesiones de Reiki se dan con el paciente acostado, escuchando música relajante. 

El practicante posa suavemente sus manos sobre el cuerpo de la persona, empezando por la cabeza y terminando por los pies. Muchas personas se relajan tanto que quedan profundamente dormidas. Con el paso del tiempo, esa sensación de paz y tranquilidad después de la sesión dura más y más, pudiéndose convertir en el estado de ánimo permanente de la persona.



Por favor, si estás interesado en organizar  sesiones de Reiki  estaremos encantados de atenderte en el e-mail almasaranterapiasycursos@gmail.com

CONVERSATION

Volver
Arriba